Nothing but Thieves (UK)

Pocos imaginaron que en tan pocos años, Nothing But Thieves iba a convertirse en una de las sensaciones de la nueva escena internacional. Unos adolescentes Conor Mason, Joe Langridge-Brown, Dominic Craik, Phillip Blake y James Price comenzaron a dar sus primeros pasos en el año 2012, logrando dos vueltas al sol más adelante un importante contrato con RCA. Su debut homónimo fue un éxito absoluto y su brutal sucesor, Broken Machine (2017), les permitió consolidarse como uno de los actos más potentes y energéticos del momento.

Mientras las últimas personas –muchas de ellas habían estado en la fila que daba vuelta la cuadra desde las cinco de la tarde– ingresaban a Niceto Club, 1915 comenzaba un sensacional show en el que lograron aprovechar toda la energía y emoción de un público que en mayoría no los conocía. Dueños de un sonido muy interesante, Cruz Hunkeler, Federico Norzi, Jeremías Alegre y Alejo Freixas contagiaron a todos usando como base Dual (2016) y varias canciones que han lanzado en estos meses como adelanto de su nuevo trabajo de estudio.

Letras políticas y directas, con una influencia sonora muy marcada tanto del rock nacional originario como del Kraut-Rock, sin llegar a romper del todo el límite de lo progresivo. La presencia del techno fue otro de los elementos importantes, pudiendo combinar alto voltaje y baile desprejuiciado en un mismo envase,  dejando entrever su amor por Rage Against The Machine en un final tan inesperado como capaz de volarle la cabeza a todos los presentes.

Nota de Revista Trastornados

Discos recomendados

Link

https://www.nbthieves.com/