The Jon Spencer Blues Explosion (US)


Justo cuando se cumplen 10 años del show que la banda dió en Cemento y a dos décadas de su formación y tras pasar los últimos años entretenido en proyectos como Heavy Trash, Jon Spencer pone de nuevo en circulación su Blues Explosion coincidiendo con la aparición del recopilatorio "Dirty Shirt Rock "˜n Roll: The First Ten Years" y la reedición de algunos de sus trabajos clave como "Extra Widht", "Orange" o "Acme". Furiosos embajadores del blues-punk espídico y anfentamínico, Jon Spencer, Judah Bauer y Russell Simmins recuperan así ese espíritu guerrillero de una década, la de los noventa, por la que pasaron dinamitando géneros, haciendo gala de una envidiable apertura de miras y plantando la semilla que más tarde recogerían bandas como The White Stripes.

Fue en los Honeymoon Killers donde Jon Spencer conoció a Judah Bauer y Russell Simins. Este último era el batería del grupo y Bauer un colaborador ocasional, además de compañero de habitación de Simins.[3] Simins y Spencer comenzaron a tocar juntos y cuando se unió Bauer formaron oficialmente la Jon Spencer Blues Explosion,[4] que se convirtió en el principal proyecto de Spencer, con lo que la actividad con Boss Hog quedó drásticamente reducida tras la publicación de Drinkin´ Lechin´ & Lyin´ (Amphetamine Reptile, 1989) y Cold Hands (Amphetamine Reptile, 1990).

La formación de JSBX era de dos guitarristas y batería y sus primeras referencias son, según John Dougan, de Allmusic, «incomprehensibles y excitantes», con un bajo inexistente (o grabado a un volumen muy bajo) y guitarras distorsionadas en primer plano.

Sus primeras referencias, producidas por Steve Albini), Jon Spencer Blues Explosion (1992) y Crypt Style (Crypt, 1992) supusieron cambio de estilo[12] y pusieron al grupo en el mapa. Firmaron entonces un contrato con Matador Records, que editó sus siguientes álbumes.[13] La década de 1990 fue la época de mayor éxito de la Blues Explosion, cuyos álbumes editados en este periodo supusieron un gran éxito de crítica,[12] convirtiéndoles en un grupo de éxito a nivel underground. Extra Width (1993) fue su primer gran éxito, considerado por algunos como el mejor trabajo de JSBX[14] en el que la crítica empieza a hablar de Spencer como de un imitador de Elvis.[12] Tras la publicación de Extra Width aparecieron por primera vez en la MTV, que emitió el vídeo «Afro», canción que fue el primer sencillo del álbum.[12] A Extra Widht le siguieron Orange (1994) y Now I Got Worry (1996), ambos producidos por Jim Waters, en los que empezaron a experimentar con la producción y las remezclas, colaborando artistas como UNKLE, Beck, Calvin Johnson (de Dub Narcotic Sound System),[15] Moby o GZA (de Wu-Tang Clan).

Por otro lado, en 1993, Martinez y Spencer decidieron retomar a Boss Hog. Reclutaron a una nueva base rítmica y ese mismo año, a la par que JSBX editaban Extra Width, Boss Hog hicieron lo propio con el EP Girl Positive (Amphetamine Reptile). El EP tuvo tanto éxito en la escena underground que llamó la atención de Geffen, quienes firmaron un contrato con la banda y editaron Boss Hog (DGC, 1995).[11] El álbum fue un éxito de crítica y sufrió las inevitables comparaciones con los recientes álbumes de JSBX.[16] Tras la publicación de Boss Hog y un par de sencillos, el grupo volvió a parar la actividad.

Entre 1996 y 1997, la JSBX al completo sirvió de banda de apoyo del bluesman R. L. Burnside, grabando con él dos álbumes: A Ass Pocket Of Whiskey (Matador, 1996, OLE-214-1/2)[17] y Mr. Wizard (Fat Possum, 1997, 80301-1/2).[18] La noticia causó cierta consternación entre los fans más puristas de Burnside, ya que muchos pensaban que Jon Spencer se burlaba del blues con su música.[17] A parte de colaborar con Burnside, la Blues Explosion realizó una gira que les llevó, entre otros lugares, por España. El grupo se encontraba en un excelente momento de forma, dando conciertos muy enérgicos que eran aplaudidos por la crítica.[19]

Dos años más tarde de la publicación de Now I Worry apareció Acme (Matador, 1998) el, para algunos, mejor trabajo de la banda. Acme supuso una vuelta de tuerca al sonido del grupo, ya que, aunque el sonido básico (dos guitarras y batería) seguía siendo el mismo, en esta ocasión se escuchaban elementos propios de la música electrónica y el rap.[20] Además, por primera vez se pusieron en manos de varios productores: Calvin Johnson, Steve Albini, Dan the Automator, Suzanne Dyer, Jim Dickinson y Alec Empire.

Discos recomendados

Link